El Cliente Negocia Y El Abogado Lo Asesora

$340,00
Calculá el costo de tu envío
Compartir
Una variante poco usada en los conflictos de familia. Aquí el autor, abogado especialista en familia, describe un modo de intervención poco usado para ayudar al cliente a resolver los conflictos familiares, asesorándolo y entrenándolo para que negocie en forma directa con el familiar con quien tiene el problema. Modelos de diagnóstico e intervención que focalizan los déficit son los usados por las ciencias que, como la medicina, la psicología y el derecho, ayudan a resolver los problemas humanos. Se termina por asentar la creencia de que, para solucionarlos, los profesionales son la principal fuente de recursos. La gestión profesional así encarada resulta impotentizante, sustitutiva y descalificante para las personas o los grupos afectados por ella. Muchas obras han abordado la crítica del modelo de déficit en distintas áreas, pero ninguna lo ha hecho en el campo de la abogacía de familia. Y, sin embargo, allí lo tradicional e incuestionado es que los profesionales negocien entre sí y sustituyan a sus clientes en el diálogo y la resolución del conflicto. Si de esta manera no lo solucionan, pasan a tribunales, donde la comunicación entre los protagonistas deja completamente de existir. Sin embargo, nadie discute que lo óptimo es que los miembros de una familia conversen sus problemas. Estos intercambios son siempre útiles y, cuando cesan, comienzan los procesos patológicos. En esta obra, el autor, abogado especialista en familia, describe un modo de intervención poco usado para ayudar al cliente a resolver los conflictos familiares, sean personales, patrimoniales o mixtos. El procedimiento consiste exclusivamente en asesorar y entrenar al cliente para que negocie en forma directa con el familiar con quien tiene el problema. Para ello es necesario construir una relación en la cual el profesional confíe en la capacidad del cliente para negociar, lo beneficie con información y lo entrene en habilidades nuevas o poco desarrolladas. El autor, en base a escrupulosos seguimientos y evaluaciones del devenir de un lote de casos, afirma que este instrumento es el mejor para llegar a acuerdos sustentables, además de ser más breve y económico; muy superior al proceso judicial y a las conversaciones entre los letrados, y mejor incluso que la mediación. En la primera parte del trabajo, se suministra un marco teórico a la intervención propuesta, se la describe y se exhiben sus resultados, cuantificados. En la segunda, se analizan las microintervenciones que el profesional puede realizar con su cliente antes, durante y después de las negociaciones que éste lleva a cabo con el familiar con quien mantiene el conflicto, y se dan ejemplos concretos sacados de la práctica. En la tercera parte, se transcribe y analiza detenidamente un caso real, y en la última se sacan conclusiones. ------------------------------------- Páginas: 208